Kanban



KANBAN significa en japonés “etiqueta de instrucción”, una etiqueta KANBAN contiene información que vale como orden de trabajo. Es por tanto una herramienta que da información de lo que se va a producir, en qué cantidad, mediante qué equipos, y cómo transportarlo. Entendemos por control de la producción, la integración de los diferentes procesos en un sistema Lean, en el cual los materiales llegarán en el tiempo y cantidad requeridas a las diferentes etapas de la fábrica, y si fuera posible incluyendo a los proveedores.

Objetivos:


Empezar cualquier operación estándar en cualquier momento, dar instrucciones, evitar que se genere trabajo innecesario, eliminar la sobreproducción, marcar prioridades en la producción y facilitar el control del material.

Metodología y desarrollo:


  • Formar a todos los operarios en los principios de KANBAN, y los beneficios de usar KANBAN
  • Implementar KANBAN en aquellos componentes con más problemas para facilitar su producción y para aflorar los problemas. La formación y coaching a los operarios es continua en la línea de producción.
  • Implementar KANBAN en el resto de los componentes, teniendo en cuenta todas las sugerencias de los operarios ya que ellos son los que mejor conocen todo.
  • Revisión del sistema KANBAN, para los puntos y niveles de reorden.

Resultados:


  • Reducción de los niveles de inventario
  • Flexibilización de la producción
  • Evitar la sobreproducción y reducir el despilfarro
  • Aumentar el poder de decisión de los operarios

Puede obtener más información acerca del Kanban a través del siguiente artículo: Coexistencia MRP-Kanban